El fichaje del invierno en el mundo más sonado es probablemente el regreso de Zlatan Ibrahimovic al Milan. El sueco vuelve al conjunto rossonero con 38 años para aportar a un club en crisis.

Sobre su llegada, esto fue lo que dijo Zlatan:

«Hablé con Paolo Maldini después de mi último partido en Los Ángeles. He recibido más ofertas a los 38 años que a los 28. Fui sincero y me dije a mí mismo: o estoy buscando un contrato de tres años para ganar lo máximo o elijo el mejor desafío. Después de la goleada ante el Atalanta hubo muchas llamadas de Boban, pero no fue una decisión difícil de tomar. Cuando me fui, me fui contra mi voluntad. Ahora he vuelto y haré todo para mejorar las cosas. El Milan es como mi casa y me hace feliz jugar al fútbol».

Sobre los hinchas también habló el ex Angeles Galaxy, y quien por su anterior paso en el conjunto lombardo consiguió una liga y una Supercopa.

«Puedo sentir que tengo buena relación con ellos. La tengo desde la última vez que estuve aquí. La contribución de los hinchas es importante, son el 50% del equipo. Estoy listo para jugar».

«El Milan siempre es el Milan, la historia no cambio. Todavía estoy en activo y lo importante es lo que sucede en el campo. Creo 100% en lo que hago, de lo contrario no estaría aquí junto a estas leyendas. Es una pena no tener a Boban o a Maldini en el campo. Si juegas aquí no es porque tuviste suerte, sino porque has trabajado, y debes lograr buenos resultados».

Sobre su físico, Ibra se mostró optimista, como siempre, y aseguró que pese a no tener «28 años» quiere aportar al máximo.

«Antes de la lesión pensé mucho qué hacer, pero después estaba feliz, porque muchos pensaron que nunca volvería. Mientras pueda jugar, lo haré. Por supuesto que el nivel puede cambiar, pero todavía puedo actuar a un alto nivel. No será como si tuviera 28 años. Es imposible, porque físicamente cambiamos. Quiero divertirme en el campo y ayudar al equipo al máximo. Quiero sentir el césped. La atmósfera se echa de menos. Prefiero que me silben para tener más adrenalina en el cuerpo (risas). No he visto a muchos jugadores de 38 años volver a un club tan grande, lo que significa que cree en mi. «.

«Vengo a ayudar al club. Podemos hacer mucho más, pero no debemos ir más allá del siguiente partido. Es una maratón, no una carrera de 100 metros. Siempre creo que puedo dar lo mejor de mí. Las cosas deben mejorar en el campo. Lo de Atalanta fue… ¡wow! Desde fuera no se conocen bien las cosas. Sólo he visto los resultados».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here