El barranquillero, Luis Miguel Payares Blanco, a falta de exámenes médicos, fue confirmado como nuevo jugador del Once Caldas. El blanco de Manizales será el séptimo equipo en su carrera profesional, tras militar en Deportivo Cali, Cúcuta Deportivo, Atlético Bucaramanga, Deportivo Pasto, Deportes Tolima y Millonarios.

Suma tres títulos en Colombia: Superliga con el Cali en 2014, ascenso con Bucaramanga en 2015 y el apertura del 2018 vistiendo los colores del Tolima en primera división. Según ‘Transfermarkt’, su cotización en el mercado está evaluada en 1,1 millones de euros.

Se formó en las divisiones inferiores del cuadro ‘azucarero’ y debutó allí a los 19 años, mostrando condiciones de defensor seguro, práctico y con buen manejo de balón desde su zona. Es zurdo, dato no menor, pues es altamente dificultoso encontrar un central de nivel con ese perfil. Iba direccionado a ser volante de primera línea, pero gracias a la estatura (1,85 m) se adaptó mucho más a la posición de zaguero.

El gran salto de su carrera fue sin duda llegar al Deportes Tolima en 2018, donde fue indiscutible con Alberto Gamero, ganando el tan recordado título del primer semestre de ese año ante Atlético Nacional e Medellín y logrando así la principal conquista de su recorrido en el fútbol hasta ahora.

A raíz de eso, el técnico mundialista, Jorge Luis Pinto consideró apropiado vincularlo al proyecto con Millonarios este año. Fue jugador destacado, titular siempre y referente del cuadro bogotano en el primer semestre, hasta que sufrió un golpe en la cabeza previo a los cuadrangulares, que amenazó incluso con su vida.

Luis Payares se golpeó en un entrenamiento de Millonarios y le fue dictaminado una trombosis cerebral. Fue una recuperación difícil y un poco traumática, que lo tuvo alejado de las canchas entre el 29 de abril y el 4 de septiembre de este año, algo más de 5 meses. Cuando regresó, retomó la titularidad del equipo de Pinto, pero esta vez sin brillar de la misma manera que lo hacia antes de la lesión.

Con la llegada de Alberto Gamero al conjunto de la capital, se presumía que el ‘Sonero’ lo iba a retener, pues lo conocía desde aquella época con el Tolima. Sin embargo, todo estaba muy adelantado con el Once Caldas y la negociación se pudo concretar en las últimas horas.

Sin duda, un jugador importante, apuesta interesante del cuerpo técnico y la junta directiva del Once Caldas, en la que evidentemente encontraron el reemplazo de Diego Peralta, futbolista que se fue recientemente del equipo caldense.

A los 29 años, Payares está en toda su madurez futbolística y la esperanza que genera en el club es que jugando para el ‘Blanco’ despliegue todo ese fútbol que se le vio antes de la referida complicación médica que tuvo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here