El Once Caldas adelanta labores para cambiar la grama del Palogrande, que sufrió un enorme deterioro en el primer semestre por acumulación de partidos y la gran cantidad de agua que cayó, sin contar el tiempo que llevaba sin ser sometida a mantenimiento.  Nicolay Salazar, jefe de bienes del club, explica el proceso que se está llevando a cabo:  «Realmente el tiempo es corto, lo que estamos haciendo es un levantamiento por sectores del campo, los que más sufrieron por temas de drenajes saturados. Tenemos materia muerta por debajo, entonces la idea es mejorar la grama y tenerla a punto para el próximo campeonato», dijo Salazar, quien además aseguró que se va a hacer mantenimiento en lavado de graderías, temas de jardinería y buscar soluciones a las goteras del techo. El tapete del máximo escenario de los caldenses, estaría listo en unos 20 días, de cara a la Liga Águila II. El equipo va a estar entrenando en la Escuela de Carabineros y el Bosque Popular , mientras queda lista la cancha principal.  Nicolay Salazar invitó a los hinchas a tener paciencia, pues no es fácil hacer las remodelaciones en el techo del estadio, pues es un tema que debe ser planificado, ya que esto trae enormes costos para la institución.