El delantero paraguayo, Ernesto ‘Pinti’ Álvarez habló con Casa Blanca sobre la actualidad del Once Caldas y su futuro. El jugador se mostró triste y desilusionado por lo que pasa con la institución.

«Cuando llegué, veía las cosas diferentes, vine con la ilusión de hacer un buen campeonato, de estar entre los 8 y salir campeón; lastimosamente el panorama fue negro y todo se fue dando de otra forma. Siento un dolor muy profundo de como la gente me recibió acá y no poder retribuir con victorias y goles», reflexionó ‘Pinti’.

«El técnico no entra mucho al camerino, el camerino es nuestro; capaz que haya diferencias entre jugadores, no sé si con el técnico, pero eso a mí no me importa, yo hago mi trabajo. En este semestre solo tuvimos un partido muy bueno que fue contra Junior y luego no hubo suerte de tener esa regularidad. Es triste, porque el Once tiene nómina para ganarle a cualquiera«, complementó

‘Pinti’ Álvarez habló de su situación particular con el técnico Maturana, pues se habló de un roce verbal entre el jugador y el entrenador el sábado ante el Envigado:

«Solo le hablé ahí al salir del partido y nada más, después yo no conversé con nadie del cuerpo técnico, ellos tomaron la decisión que querían y ya está. Uno se acostumbra con el correr de los partidos a eso (estar en el banco), queda trabajar y estar preparado para el siguiente partido», aseguró.

El atacante fue claro: habló sobre la difícil situación mirando el descenso del próximo año: «Yo creo que lo del descenso es algo que está a la vuelta de la esquina y hay que ser realistas, si no tratamos de mejorar nosotros como grupo, no vamos a conseguir nada. Ojalá que para el año que viene se puedan conseguir cosas importantes y se incorporen jugadores de jerarquía, porque se necesitan en este equipo«, señaló.

Además, pidió más cercanía de la dirigencia con el grupo: «El equipo necesita más acompañamiento de la parte directiva. Los jugadores necesitan que el directivo esté todo el día rompiéndole los huevos dentro de la cancha o dentro del entrenamiento«

El jugador paraguayo habló sobre su futuro: «Veremos porque no se comunica nadie conmigo, estoy ansioso; quiero seguir, pero también tengo que hablar con el presidente del Once Caldas, depende de lo que él diga. La gente de Sol de América quiere contar conmigo, ojalá que se pueda resolver esto rápido», concluyó